Imprimir esta página
Miércoles, 08 Mayo 2019

CEST Celebró a Domingo Savio

La Familia Salesiana de todo el mundo celebró el 06 de mayo a Santo Domingo Savio, y en el CEST se realizó un Buenos Días especial, donde se recordó al joven con signos de su vida, como la respuesta que le dio a Don Bosco cuando comenzó a ser su alumno: yo soy la tela sea usted el sastre.  Domingo Savio fue estudiante de don Bosco, y es uno de los santos más jóvenes de la Iglesia Católica. Es patrono de las embarazadas, los acólitos y los estudiantes.   Murió poco antes de cumplir los 15 años, y uno sólo era su deseo: ser santo.

En la liturgia de Buenos Días, celebrada en ambas Sedes, se rezó por todos los alumnos, por los educadores y por todas las personas que están pasando un mal momento, para que por la intercesión de Santo Domingo Savio, encuentren la paz del corazón. Se presentó la tela para significar la importancia de dejarse ayudar, de dejarse formar por los adultos; también se presentó la frase “siempre alegres”, que invita a los niños y jóvenes a aprender a vivir con paz en el corazón, porque así se tendrá alegría, esa alegría cristiana que profundizamos en el tiempo pascual.

Los estudiantes de la modalidad básica, al finalizar esta oración, manifestaron “Domingo Savio, quiero ser como tú”.

Domingo Savio fue expresión del amor de Dios depositado en los patios de Valdocco. Nació en Riva del Piamonte, Italia, en el año 1842. Desde niño manifestó su deseo de ser sacerdote.

En los primeros días de marzo de 1857, Domingo recibió a pedido suyo la unción de los enfermos; al anochecer del 9 de marzo rogó a su padre recitara las oraciones por los agonizantes. A las diez de la noche trató de incorporarse y terminó por murmurar en tono gozoso –según testimonio del propio don Bosco— ¡Qué maravilla estoy viendo!

Domingo Savio fue declarado santo el 12 de junio de 1954 por el Papa Pío XII.

BD Domingo Savio 2019 Sede Sur BD Domingo Savio 2019 Sede Norte EGB

Visto 404 veces