Imprimir esta página
Martes, 23 Abril 2019

Comunidad Educativa celebró Eucaristía de Última Cena

En el Centro Educativo Salesianos Talca se celebró la eucaristía de la institución de la Eucaristía y del Sacerdocio, donde se hace memoria de la última cena que compartió Jesús con sus apóstoles.   Esta celebración se revivió en el CEST y fue presidida por padre Pedro Pablo Cuello, y concelebrada por padre Eduard Rojas, el miércoles 17 y 18 de abril en Sede Sur y Sede Norte, respectivamente.  

En su homilía, el padre Pedro explicó el significado de los dos motivos de la celebración, que nacen con la celebración de la pascua judía, y Jesús celebró esta pascua con sus amigos, ofreciéndose Él mismo como sacrificio y ofrenda a Dios, instituyendo también el ministerio sacerdotal. “Jesús se hace presente en la eucaristía, en cada eucaristía que celebramos, se hace presente para darnos vida y ser nuestro alimento, Jesús se hace presente y se hace uno en nosotros, se hace comunión, así nos instituye a nosotros como sus sacerdotes”, manifestó padre Pedro.

Añadió que lo más importante en este tiempo de la Iglesia es la comunión, la comunión que tenemos que vivir con Cristo, prolongación de la Iglesia en la tierra, comunión que tenemos que vivir entre los sacerdotes, y comunión entre las personas.

En la misa de Jueves Santo se celebra también la institución del sacerdocio, y para agradecer el testimonio sacerdotal de la Comunidad Religiosa se hizo un signo de oración, pidiendo por ellos y por sus vidas. Junto a dos jóvenes, con cirios encendidos, los sacerdotes p. Pedro y p. Eduard se dirigieron frente a la imagen de María Auxiliadora a rezar un Avemaría, en ofrecimiento de sus vidas y entrega a la comunidad educativa y eclesial.

En este momento de acción de gracias, el presidente de CGA, David Cofré y el rector Reinaldo Castro agradecieron la labor pastoral, educativa y espiritual que entregan los sacerdotes, encomendándolos a Dios y a la Virgen Auxiliadora.   Después un representante de cada estamento del CEST, les entregó un regalo por su vocación sacerdotal, haciendo extensivo el saludo a padre Belarmino y hermano Marcelo, integrantes de la Comunidad Religiosa Salesiana de Talca.

Antes de finalizar la misa, los sacerdotes invitaron a los jóvenes delegados pastorales a compartir la bendición del pan y las uvas, haciendo un círculo en la mesa que se preparó para este momento, significando el compartir de Jesús con sus apóstoles.

En Jueves Santo también los alumnos de enseñanza básica en Sede Norte celebraron la liturgia de bendición del pan y el vino, presidida por padre Eduard Rojas, y donde reflexionaron el texto del evangelio de la última cena, cuando Jesús comparte el pan con sus apóstoles, y luego es apresado por los romanos para después ser crucificado. Todo esto como signo de entrega y donación por la salvación de la humanidad.

Visto 278 veces