Imprimir esta página
Jueves, 24 Enero 2019

Más de 200 Niños y Jóvenes participaron en Colonias Villa Feliz de Talca

En un verdadero ambiente oratoriano, donde la familiaridad es lo principal para acoger a los niños, desde el 07 al 13 de enero, se realizó en Sede Norte del Centro Educativo Salesianos Talca, la experiencia de Colonias Villa Feliz 2019, donde más de 200 niños disfrutaron de una semana de vacaciones con actividades lúdicas, juegos y alimentación.   La actividad estuvo a cargo de David Escalona y Nicolás Ferrada, y asesorada por padre Eduard Rojas y hermano Marcelo Rojas.

Entre las temáticas tratadas se destacaron: los valores de la vida cristiana, y tópicos sobre la creación, la vocación, la santidad y la familia. Cada día se compartía el desayuno, la higiene, los juegos, la catequesis, el cine, la música y el show final.   Todo con la máxima de servir a los demás con alegría, ya que quien da con alegría recibe más alegría en su corazón. Los niños participantes fueron 210 y los jóvenes monitores 80, entre monitores y asesores.   Todos los días también se celebró la eucaristía, presidida por padre Pedro Pablo Cuello y padre Eduard Rojas.

Hace aproximadamente cuatro años que las Colonias Villa Feliz se están realizando en el Colegio, y esto ha traído muy buenas noticias para el sector, ya que muchas veces en esta época de verano los niños se quedan solos en sus casas, y esto es una buena oportunidad para que se distraigan y no crezca el consumo pantallas.

El Padre Pedro Pablo Cuello, director de la Presencia Salesiana Talquina, manifestó la importancia de servir a los demás, en solidaridad y generosidad, además de acoger a los demás, como se vive en una familia.

El hermano Marcelo Rojas dijo que “esta experiencia es única, tiene muchos signos, desde la llegada de los niños en la mañana, hasta cuando terminamos en la noche para evaluar con los monitores y la coordinación general; toda experiencia siempre tiene algo nuevo, pero este año se pasó, harta asistencia y un ambiente de mucha alegría, que nos hace motivarnos para continuar y encomendar a Dios nuestro trabajo por ellos”.

Gracias a la colaboración alimenticia de JUNAEB, regalos de apoderados y diversos aportes económicos, se pudo realizar esta experiencia que tuvo muchos frutos, especialmente la donación a los demás y la alegría diaria de niños y jóvenes.

Por ésta y por muchas otras experiencias para concretar el servicio y la entrega generosa a los demás, el Área de Evangelización del CEST agradece a todos aquellos que hicieron posible estas Colonias Villa Feliz 2019, las cuales buscaron dar un servicio de calidad a los niños del sector de Talca. Todo animado y compartido con los jóvenes, dando fuerza a la experiencia que tuvo don Bosco, quien siempre se esmeró por dar lo mejor a sus muchachos.

Visto 288 veces